¿TE AYUDO?

Cuando estás planeando un evento no falta quién se ofrezca a ayudarnos, la mayoría de las veces solo agradecemos y dejamos pasar esa oportunidad de hacer parte de un momento importante a las personas que nos quieren. Así que no dudes en aceptar la ayuda, finalmente es una cortesía permitir que alguien que quiera hacer algo por ti lo haga. Para que no pierdas el control durante la planeación, ni termine siendo un desastre la ayuda recibida, toma en cuenta estos 5 puntos.

4 julio, 2019. 99 Visitas

Suma talentos, habilidades y cariño para tu evento.

Cuando estás planeando un evento no falta quién se ofrezca a ayudarnos, la mayoría de las veces solo agradecemos y dejamos pasar esa oportunidad de hacer parte de un momento importante a las personas que nos quieren. Así que no dudes en aceptar la ayuda, finalmente es una cortesía permitir que alguien que quiera hacer algo por ti lo haga. Para que no pierdas el control durante la planeación, ni termine siendo un desastre la ayuda recibida, toma en cuenta estos 5 puntos.

1   Piensa en las habilidades y gustos de quién te va a ayudar, si a mi me pidieras ayuda con alguna manualidad ¡el resultado sería un desastre!, así que no pongas a sufrir a nadie con cosas muy complicadas o costosas, la idea es que un pedacito de las personas que amas deje huella en un día importante para ti.

2  Hay que ser muy claros, muy claros me refiero, demasiado claros, repetir y confirmar que estamos en la misma sintonía y no hay dudas. Piensen la cantidad de veces que tenemos mal entendidos por suponer cosas, las buenas intenciones pueden acabar en una mala experiencia para ambas partes. Especifica qué necesitas de apoyo, cómo, cuándo, qué implica, y pide que cualquier duda o inconveniente te consulten.

3  Da seguimiento, no te desentiendas del tema, pues el evento para nadie es tan importante como lo es para ti, puede llegar a pasar que sus propios pendientes les hagan dejar atrás eso que tu das por hecho que van a hacer, así que un mensaje o una llamada para saber si todo va bien, no están de más.

4  Ten presente que nadie tiene la obligación de ayudarte, incluso si así lo ofrecieron, hay que ser comprensivos y estar preparados para un cambio de planes.

5 Agradece, bastan unas palabras sinceras de agradecimiento, aunque no estaría nada mal un detalle con una nota.

Cosas que puedes delegar:

Entregar algunas invitaciones o confirmar invitados

Elegir las canciones imperdibles para la fiesta

Ser tu chofer el gran día

Recibir o atender invitados foráneos

Estar pendiente de la participación de lectores, ofrendas y limosna en misa

Preparar las amenidades para el baño

Llevar un postre

Ir a Arriba